​​El 5% de los ingresos de quienes más tienen, podrían desparecer la pobreza extrema en México

El 20 por ciento de los hogares más ricos beneficiarían a al 50 por ciento de los hogares más pobres.

POBREZAEn la última década, se ha demostrado que el problema en México no es el crecimiento económico sino la mala redistribución de la riqueza lo que mantiene a más de 50 millones de mexicanos en pobreza. Ante esta problemática, especialistas sugieren que si se redistribuye el 5 por ciento de los ingresos de los que más tienen en favor de los que menos tienen, prácticamente desaparecería la pobreza extrema.

El estudio de Hufman Curtis y Delfino Vargas, analiza el comportamiento de la pobreza y pobreza extrema ante varias tasas de redistribución de la riqueza que varían del 0.5 a 10 por ciento. Observando que con una tasa de redistribución del 5 por ciento la pobreza multidimensional (que incluye el rezago educativo, el acceso a salud, a la seguridad social, a la alimentación y a la vivienda) se reduce de 46 a 40 por ciento; mientras que la pobreza extrema disminuye de 9.5 a 1 por ciento.

Esto sería posible si se gravaran los ingresos de los sectores sociales más adinerados para transferirlos a los sectores en condición de pobreza, ya sea mediante nuevos impuestos o aumentando la tasa que actualmente se les cobra. La mayoría de países contempla este concepto de progresividad, en aras de la justicia social.

De tal modo que el 20 por ciento de los hogares más ricos beneficiarían a al 50 por ciento de los hogares más pobres, según lo indica el artículo Redistribución, desigualdad y pobreza: ¿Qué podemos esperar de una nueva política de redistribución del ingreso?

Otros caminos para suprimir la pobreza

Una vía más para disminuir la pobreza, podría ser proporcionar una renta igual al monto que necesita cada persona para escapar de ella. De acuerdo con el análisis ¿Será posible abatir la pobreza en México?, publicado por el Foro Consultivo Científico y Tecnológico.

El autor Fernando Cortés Cáceres, revela que “mayores ingresos en manos de los sectores sociales con menos recursos económicos, abatirían la carencia en el acceso a la alimentación debido a que estos grupos sociales dedican a ese fin una buena parte de su ingreso. Esta afirmación se basa en la ley de Engel la cual sostiene que las personas con menores cantidades de dinero en sus manos lo dedicarán preferentemente a comprar alimentos”.

El análisis del doctor Cortés muestra que de cada 100 personas en situación de pobreza alrededor de 16 han sido indígenas entre los años 2010 y 2016 por lo que “las políticas de combate a la pobreza podrían alcanzar el éxito si se propusiesen atenuarla o erradicarla en la población originaria”, sugirió el consejero para el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).

La renta básica universal suele asociarse a partidos con una ideología muy progresista y de izquierdas. Sin embargo, este programa fue aprobado en 2017 por una coalición de conservadores y liberales en Finlandia.

Pie de foto: Si se redistribuye el 5 por ciento de los ingresos de los que más tienen en favor de los que menos tienen, prácticamente desaparecería la pobreza extrema. Foto: Google.

 

logo1.pnglogo2.pnglogo3.pnglogo4.pnglogo5.pnglogo6.pnglogo7.pnglogo8.pnglogo9.pnglogo_10.pnglogo_11.pnglogo_12.pnglogo_13.pnglogo_14.pnglogo_15.jpglogo_16.pnglogo_17.pnglogo_18.pnglogo_19.pnglogo_20.pnglogo_21.pnglogo_22.pnglogo_23.pnglogo_24.pnglogo_25.pnglogo_26.jpglogo_27.jpglogo_28.pnglogo_29.jpglogo_30.pnglogo_31.pnglogo_32.pnglogo_33.pnglogo_34.jpglogo_35.jpglogo_36.pnglogo_37.jpglogo_38.jpglogo_39.pnglogo_40.pnglogo_41.pnglogo_42.png