Pese a más escolaridad, México no aumenta su productividad

Plantea el subsecretario Rodolfo Tuirán (SEP) que quizá la explicación de la paradoja radica en que es aún falla la vinculación entre el conocimiento teórico y las habilidades prácticas.

Boletin 272 Tuiran 600x390En los últimos 25 años, nuestro país amplió sus niveles de escolaridad en 33 por ciento; sin embargo, la productividad apenas alcanzó el 7 por ciento, reveló Rodolfo Tuirán, Subsecretario de Educación Superior de la Secretaría de Educación Pública.

Esas cifras son realmente una paradoja, añadió, pues a pesar de los avances en la escolaridad los trabajadores hoy no son mucho más productivos de lo que eran hace un cuarto de siglo.

“La educación es sin duda un pilar para aumentar la productividad pero no basta con mayor escolaridad, necesitamos activar las competencias (entendidas como la capacidad de vincular el conocimiento teórico con las habilidades practicas); si estas no van de la mano no iremos a ningún lado”, opinó.

Cerca de 30 por ciento de los mexicanos no está suficientemente calificado para un empleo, según el Diagnóstico sobre la Estrategia de Competencias, Destrezas y Habilidades de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

De acuerdo con el subsecretario de educación, esto se debe a la baja cobertura en educación superior, a los altos niveles de deserción y a la calidad de la misma. “Nuestro país tiene niveles de cobertura casi universales en educación básica, (mientras que) en educación media superior van en aumento, pero no así en la educación superior donde los niveles de cobertura están por debajo de 40 por ciento”.

Por otro lado, la deserción escolar es aún más grave a partir de la educación media superior, ya que cada año casi 250 jóvenes abandonan sus estudios; mientras que en el nivel superior lo hacen 384 estudiantes.

La consecuencia de todo esto es: el problema de desempleo grave entre los jóvenes y los ingresos precarios ya que “quienes abandonan la escuela son jóvenes que llegan al mercado con pocas habilidades, mientras que otros que no tienen acceso a una educación de calidad tampoco tienen muchas destrezas para insertarse en ambientes competitivos.

“No basta con formar a los jóvenes, hay que activar sus competencias y la calidad de las mismas. El gran reto de México hoy en día es garantizar que el sistema de formación de habilidades se articule con la estructura de la economía”, concluyó.

Pie de foto: No basta con mayor escolaridad, necesitamos activar las competencias (entendidas como la capacidad de vincular el conocimiento teórico con las habilidades practicas); si estas no van de la mano no iremos a ningún lado: Rodolfo Tuirán. Foto: FCCyT.

 

 

logo1.pnglogo2.pnglogo3.pnglogo4.pnglogo5.pnglogo6.pnglogo7.pnglogo8.pnglogo9.pnglogo_10.pnglogo_11.pnglogo_12.pnglogo_13.pnglogo_14.pnglogo_15.jpglogo_16.pnglogo_17.pnglogo_18.pnglogo_19.pnglogo_20.pnglogo_21.pnglogo_22.pnglogo_23.pnglogo_24.pnglogo_25.pnglogo_26.jpglogo_27.jpglogo_28.pnglogo_29.jpglogo_30.pnglogo_31.pnglogo_32.pnglogo_33.pnglogo_34.jpglogo_35.jpglogo_36.pnglogo_37.jpglogo_38.jpglogo_39.pnglogo_40.pnglogo_41.pnglogo_42.png